Las vacunas veterinarias desempeñan un papel importante en la protección de la salud animal, mediante la prevención y el control de enfermedades epizoóticas graves y la prevención de la transmisión interhumana de enfermedades infecciosas. La disponibilidad de vacunas para animales en granjas acuícolas, tal y como la de otros medicamentos veterinarios, es extremadamente baja.

A medida que la acuicultura global crece y excede la producción de la pesca de captura, es esencial garantizar el bienestar de los peces durante la matanza. En la Unión Europea (UE), la legislación protege a los peces en el sacrificio sobre la base de un principio general destinado a evitar el sufrimiento. Sin embargo, la Comisión Europea ha declarado que se llevará a cabo una evaluación del sacrificio de peces de piscifactoría con vistas a la introducción de normas más específicas para la protección de los peces en el Reglamento Europeo sobre las normas de sacrificio.

La producción acuícola de la UE es extremadamente diversa en términos de especies y de sistemas de producción y esta diversificación está aumentando rápidamente. Esto puede exigir que una vez garantizado un estado adecuado de bienestar y salud para los animales, que se le preste más atención a: la simplificación, la flexibilidad, el análisis de riesgos y la evaluación de la relación costos-beneficio de las medidas implementadas.

Las siguientes recomendaciones son el resultado de la síntesis del trabajo del GT peces y del GT moluscos.