La CCA ha publicado una Recomendación a la Comisión Europea y a los Estados miembros sobre Buenas Prácticas Agrícolas en la Cría de Mariscos.

Los productores europeos de mariscos brillan en la escena internacional gracias a su experiencia, garantizando a cada consumidor un producto de la más alta calidad sanitaria. Dependiendo de la calidad de las aguas de moluscos y frente a una posible contaminación relacionada con la propia naturaleza del entorno abierto en el que crecen los moluscos, los mariscadores europeos han desarrollado prácticas, crisis tras crisis, que les permiten ayudar a prevenir y gestionar las crisis sanitarias y de sanidad animal.

El objetivo de esta recomendación es aclarar las buenas prácticas sanitarias y de sanidad animal, también conocidas como «buenas prácticas de cría», que ya están en vigor en los Estados miembros y que van más allá del actual marco normativo europeo. Presenta, de forma no exhaustiva, las prácticas implementadas por profesionales europeos para compensar ciertas deficiencias, para proteger sus cultivos. A partir de estos ejemplos, podemos derivar principios que deben incorporarse a la definición de «buena cría de moluscos» .

Además, presenta otro tipo de «buenas prácticas», que son igual de importantes para una buena definición de las buenas prácticas de mariscado, ya sean ambientales, sociales o económicas. La definición de estas otras categorías requerirá un debate más profundo con los mariscadores.

Haga clic aquí para descargar el archivo en el idioma correspondiente

EN FR ES DE IT